A partir de abril de este año nos encontramos con las nuevas disposiciones de la Ley Federal de trabajo para eliminar la figura del outsourcing de las empresas.

Así damos paso a las empresas proveedoras de servicios especializados, entendiéndose como estas a las empresas que no formen parte del objeto social ni de la actividad económica preponderante de la beneficiaria de estos, siempre que el contratista esté registrado en el padrón a que se refiere el artículo 15 de la LFT.

Es de esta forma, que hay que registrarse ante Secretaría del Trabajo y Previsión social, mediante su plataforma REPSE (Registro de Prestadoras de Servicio Especializado u Obras Especializadas), para poder seguir operando como proveedores especializados.

¿Quiénes se registran en el REPSE?

Personas físicas o morales que presten servicios especializados y que quieran proveer a un tercero.

¿Qué necesito para registrarme?

Lo primero y más importante:

  • Demostrar el carácter especializado tanto de la persona física o moral que desee registrarse, como de la actividad o actividades susceptibles de ser registradas en el REPSE. 
  •  Estar al corriente con tus obligaciones fiscales y de seguridad social ante el SAT, el IMSS y el INFONAVIT.

Cumpliendo con estos dos puntos principales la plataforma solicitará documentación como Identificación oficial del representante legal, acta constitutiva, actividad económica, registro patronal ante el IMSS, etc., así cómo algunas secciones a llenar dentro de la plataforma  para validar tu información.

Necesitarás tener a la mano tu FIEL asignada por el SAT y tener muy en cuenta que tu registro de actividad fiscal u objeto social ante SAT debe coincidir con las actividades que darás de alta en el REPSE.


¿Qué pasa si no me registro?

  • No podrás prestar servicios especializados.
  • Tus clientes no podrán hacer deducibles tus facturas.
  • Podrás ser acreedor a sanciones.

Después del registro

Aparecerás en el padrón público y las empresas podrán tener la certeza de que estarán trabajando con una empresa que no les generará problemas.

Es importante que consideres que el REPSE es una herramienta de consulta para las empresas que te contratarán, sin embargo, la documentación que tendrás que presentar a tus clientes deberá ser gestionada de acuerdo a las estrategias y herramientas que designen los encargados de esta tarea.

Obligaciones de las empresas registradas en REPSE

La principal de ellas: comprobar que se está cumpliendo con las obligaciones fiscales y de seguridad social de los trabajadores.

Esto por supuesto mediante el envío de diversos comprobantes que las diferentes dependencias ponen a nuestra disposición y que tendrán que ser compartidos con tus clientes. El reto ahora es poder equilibrar la confidencialidad, privacidad, y organización de los proveedores especializados.